Curvas:


Cuando es necesario hacer un cambio en la dirección de la carga, ya sea por límite de espacio o que la posición de las estaciones por las que debe pasar dicha carga no puedan ser alcanzadas solamente con tramos rectos, las curvas ofrecen la flexibilidad de ajustarse al espacio y ruta.

De igual manera que en los tramos rectos, el diseño se hace considerando la carga que se debe transportar, además es posible utilizar diferentes tipos de rodillos.

Las curvas sirven para cambiar la dirección de la carga y al igual que en los tramos rectos, se puede variar el tipo de rodillo según las características de la carga.

Los rodillos pueden ser enteros para aplicaciones comunes o pueden ser seccionados para curvas o intersecciones de conveyors. Para aplicaciones de carga liviana, se pueden utilizar ruedas formando tramos rectos, curvas o intersecciones, y siendo su gran ventaja el poco peso del conveyor terminado.

Existe la posibilidad de hacer rodillos con diferentes formas o ruedas según las necesidades en la curva.

La combinación de tramos rectos, curvas e intersecciones forman un sistema completo de transporte cuyo objetivo es aprovechar el espacio y hacer más eficiente el manejo de las cajas o paquetes en aplicaciones muy diversas.

Las curvas junto a los tramos rectos permiten flexibilidad en la ruta de la carga.